Artículo publicado en la sección Sociedad del diario La Opinión el viernes 28 de noviembre de 2008.

 

ENCUESTA
En el sur se vive más

Los habitantes del norte de Europa son más ricos y gozan de mejor salud, pero no son tan longevos como los del Mediterráneo


EFE. MADRID
Los europeos del norte son más ricos y están más sanos, aunque viven más años los ciudadanos que residen en países del sur. Así se desvela en una macroencuesta sobre salud, envejecimiento y jubilación en Europa.
Además, las personas que gozan de buena salud se jubilan más tarde, requisito imprescindible -el de extender al máximo la vida laboral- para poder mantener el creciente envejecimiento de la población, según explicó ayer el coordinador de la encuesta SHARE, el profesor Axel Börsch-Supan.

Gráficos_Envejecimiento y jubilación en Europa
El estudio, financiado por la Comisión Europea y que será presentado hoy en Bruselas, recoge datos de salud, el estatus socioeconómico y las redes sociales de 40.000 personas de más de 50 años que viven en España, Austria, Bélgica, la República Checa, Dinamarca, Francia, Alemania, Grecia, Israel, Italia, Holanda, Polonia, Suecia y Suiza.
Así, revela que las personas que tienen mayor calidad en el trabajo se jubilan más tarde, lo que ocurre en los países nórdicos, y que este nivel de satisfacción incide en su salud.
"Observando el envejecimiento de la población, es necesario incentivar a las personas para que trabajen más tiempo, porque si todos van a vivir más es necesario extender la vida laboral", asegura el coordinador del estudio.
Pero para ello "la gente tiene que tener buena salud y en este sentido hay una clara relación entre el sistema de pensiones y un sistema sanitario que funcione bien".
El profesor Börsch-Supan señala que sólo mejorando la salud de las personas que la tienen muy mala para que sea regular "se lograría alargar la vida laboral año y medio".
El estudio destaca la situación de las personas encuestadas que viven en los países escandinavos, que se jubilan más tarde, viven mucho y con buena salud, según adelanta su coordinador.
Además, dicen estar más satisfechos por su vida que los del sur, que se muestran más pesimistas, sobre todo los españoles, en el último puesto junto a los alemanes.
"Vemos que las personas que se jubilan pronto, durante dos años parecen satisfechas, pero pasado esos dos años se observa un deterioro de su salud y también de su satisfacción, que tiene que ver con la pérdida de sus redes sociales, de sus círculos de amigos, muchos de ellos están vinculados con el mundo laboral", asegura.
Otra opción para enfrentarse al envejecimiento, indica Börsch-Supan, es que se empiece a trabajar antes o "un aumento de la participación laboral de las mujeres, que en España es todavía baja". El estudio destaca que más de la mitad de los españoles de entre 50 y 65 que gozan de buena salud no trabajan, pero los que no abandonan el mercado laboral en esa franja trabajan más años que en la mayoría de los países analizados.