SONYA CORVIN-KRUKOVSKY (1850-1891)



Sonya Corvin (1850-1891)

Nacida en Moscú el 15 enero de 1850, de una familia de matemáticos. Su padre le permitió estudiar a la edad de 15 años. Su primer libro fue Recuerdos de la Niñez, donde hablaba de sus experiencias durante su niñez y sobre las discusiones filosóficas que tenía con su tio Piotr, a quien le gustaban mucho las Matemáticas. Otro hecho que hizo que Sonya se interesara por las Matemáticas, fue que en su casa había en la pared de un cuarto un papel decorativo con fórmulas que ella no lograba entender. Mientras recibía tutorías de Matemáticas recordó todas las fórmulas que había visto en aquel papel y entonces logró comprenderlas.
Siendo imposible para una mujer estudiar en una universidad alemana, Sonya planeó casarse con Vladimir Kovalevsky para poder viajar y estudiar sin ser mal vista por los demás. Después de estudiar en Heidelberg, quiso hacer la maestría; pero en la Universidad de Berlín no la iban a aceptar por ser mujer. Aún así, se presentó a Weierstrass y le probó sus aptitudes hacia las Matemáticas. Fue su discípula durante los siguientes cuatro años. Continuó estudios en Göttingen y en 1874 obtuvo su doctorado. Después Weierstrass trató de conseguirle trabajo; pero no lo logró y ella volvió a Rusia. En 1878 tuvo a su hija. Luego decidió volver a trabajar y Weierstrass la ayudó.
En 1883, presentó su trabajo sobre la refracción de la luz en medios cristalinos al Congreso Cientifico de Odessa. En ese mismo año murió su esposo, lo cual la afectó mucho. Después conoció a Anna Carlotta Leffler, quien luego seria la que escribiese su biografia. En 1888 presentó a la Academia Francesa de las Ciencias el trabajo: Problema de rotación de un cuerpo sólido sobre un punto fijo. Con éste ganó la cantidad de 5,000 francos. En 1889, ganó 1,500 kroner como premio por dos trabajos más. El 2 de diciembre de 1889, la Academia Rusa de las Ciencias la nombró miembro, siendo la primera mujer en conseguirlo. Escribió otros libros y en 1891 murió por el virus de la influenza, virus que causó una epidemia por esa época.