GRACE MURRAY HOPPER (1906-1992)


Grace Murray HopperNació en Nueva York (EE.UU), y desde muy pequeña demostró una gran aptitud para las ciencias y las matemáticas. También le atrajo mucho cualquier tipo de dispositivo mecánico, y así lo demuestra cuando con 7 años desarmó todos los relojes de su casa para ver si podía así entender su funcionamiento.
Grace Murray Hopper se graduó en Matemáticas y Física en los EEUU y se doctoró en Matemáticas. Grace fue pionera en computación, y dedicó su trabajo a la programación de aquellos ordenadores que comenzaban a ser sofisticados y cuya dedicación nos ha dejado lenguajes de programación y herramientas tan útiles como un compilador.
Grace, después de diez años de dedicación a la docencia, entró a formar parte de la marina, donde debido a su gran capacidad en matemáticas, le fueron encomendadas actividades del departamento de inteligencia en las que se programaban y mejoraban los ordenadores. Sus colegas estaban asombrados por su eficacia como informática y matemática.
Uno de los primeros ordenadores con los que trabajó fue el Mark I, el primero a gran escala del mundo. A finales de los cincuenta, con objeto de hacer más amigable la utilización de los ordenadores, Grace ideó un compilador capaz de permitir la comunicación utilizando frases en inglés, en lugar de tener que usar instrucciones en código máquina. Este hecho condujo a la creación del lenguaje de programación COBOL, que aún hoy continúa utilizándose como lenguaje de gestión.
En 1986, Hopper se retiró de la Armada de manera definitiva, siendo en ese momento la oficial de más edad de la Armada de los EE.UU. Tras su retiro, se incorporó como asesora en Digital Equipment Corporation, participando en foros industriales, dando unas 200 conferencias por año y participando en programas educativos hasta 1990, cuando la "increíble Grace", que era como la conocían sus amistades, se retiró definitivamente.
A lo largo de su vida, Hopper recibió numerosos reconocimientos, que incluyen más de 40 doctorados honoris causa, la Medalla Nacional de Tecnología, la Medalla Wilbur Lucius Cross de Yale, el rango de Comodore en 1983 y el de contra-almirante en 1985.