Signos aritméticosAunque parezca mentira, los signos aritméticos actuales no son muy antiguos, ni fueron aceptados rápidamente. Antes de que se adoptaran los signos actuales de las operaciones ya eran conocidos los algoritmos de cálculo.

En el siglo XVI aún se usaban los signos p. y m., abreviaturas de las palabras latinas plus y minus para las operaciones suma y resta. Poco a poco fueron adoptándose los signos + y – introducidos por el aleman Johannes Widmann en 1498.

El signo = fue usado por primera vez en 1557 por el médico inglés Robert Recorde, justificándolo así: “Para evitar la tediosa repetición de las palabras es igual a, estableceré como normalmente hago en las hojas de trabajo un par de paralelas, o líneas gemelas de la misma longitud, esto es: =, porque no hay dos cosas que puedan ser más iguales”. La forma original del símbolo = era más larga que la que se utiliza en la actualidad. Anteriormente se utilizaba la abreviatura Abreviatura de la palabra latina aequalis, que significa igual, de la palabra latina aequalis, que significa igual.

Los paréntesis fueron introducidos por primera vez por el matemático francés François Viète (1540-1603), quien también generalizó el uso de las letras en las fórmulas.

Los signos Signo menor queSigno mayor que fueron introducidos por el inglés Thomas Harriot (1560-1621).

El aspa x como signo de multiplicación es debido al matemático inglés Guillermo Oughtred en 1631; el punto como signo de multiplicación y la supresión de todo signo son de uso más antiguo.

En cuanto a la división, la barra horizontal, de origen árabe, ya era utilizada por Fibonacci en el siglo XIII, aunque no se generalizó hasta el siglo XVI. La barra oblicua, /, variante de la anterior para escribir en una sola línea, fue introducida por De Morgan en 1845. El signo : (de los dos puntos) fue utilizado por Leibniz en 1684.

La notación actual de las potencias data del siglo XVII, y la de la raíz cuadrada como Raíz cuadrada es el resultado de una evolución que comienza en el siglo VVII.