curiosidades2_01-libro-matematicas-webLas cigarras son insectos alados que evolucionaron hace 1,8 millones de años, durante el Pleistoceno, en el momento en que los glaciares avanzaban y retrocedían en América del Norte. Las cigarras del género Magicicada pasan la mayor parte de su vida bajo tierra, donde se alimentan de jugos de raíces antes de emerger, aparearse y morir. Estas criaturas muestran un comportamiento sorprendente.

curiosidades2_01-cigarraSalen a la luz al cabo de un ciclo periódico que suele ser de 13 o 17 años: dos números primos. (Un número primo es un número entero que sólo es divisible por 1 y por sí mismo, como el 11, el 13 y el l7.) En la primavera de su decimotercer o decimoséptimo año, estas cigarras periódicas construyen un túnel de salida. A veces, más de un millón y medio de individuos emergen en menos de media hectárea; esta abundancia de ejemplares puede responder a una razón de supervivencia, ya que les permite abrumar a sus depredadores, por ejemplo los pájaros, incapaces de comérselas todas.
Algunos investigadores han conjeturado que esta evolución, que ha llevado a ciclos que coinciden con números primos, tuvo lugar para que las cigarras tuvieran más posibilidades de escapar de los predadores y parásitos, cuya vida es más corta. Por ejemplo, si sus ciclos vitales fuesen de doce años, los predadores con ciclos vitales de 2, 3, 4 o 6 años lo tendrían más fácil para encontrar a los insectos. Mario Markus, del Instituto Max Plank de Fisiología Molecular de Dortmund, en Alemania, descubrió, junto a sus colaboradores, que este tipo de ciclos basados en números primos surge de forma natural a partir de modelos matemáticos evolutivos que reflejan la interacción entre predadores y presas. Para comprobarlo, simularon por ordenador diversas poblaciones de insectos y les asignaron ciclos vitales de duración aleatoria. Después de un tiempo, una serie de mutaciones en el sistema acababa llevando a las cigarras a ciclos estables cuya duración era un número primo.
Esta investigación está todavía en sus inicios, por supuesto, y quedan muchas cuestiones por resolver. ¿Qué tienen de especial el 13 y el 17? ¿Qué predadores y parásitos han sido realmente los que han llevado a las cigarras a ceñirse a estos periodos? Queda otro misterio: saber por qué, de entre las mil quinientas especies de cigarras que hay en el planeta, sólo de un pequeño número del género Magicicada se sabe que son periódicas.

Extraído de "El libro de las matemáticas", de Clifford A. Pickover.